Nicolás Guillén: Elegía a Jacques Roumain en el cielo de Haití